PRONUNCIAMIENTO POR EL OCHO DE MARZO A LAS MUJERES AGROECOLOGICAS

Martes, Marzo 7, 2017

La Asociación Nacional de Productores Ecológicos del Perú, ANPE- Perú saluda a las mujeres agroecológicas hoy 08 de marzo, día internacional de la mujer.

   

ANPE- Perú valora el papel e importancia que ocupan las mujeres en el campo. Son muchas las mujeres que son cabezas de familia en la agricultura familiar, las labores agrarias muchas veces recaen sobre los hombros de las mujeres y de ellas depende en buena medida nuestra seguridad y soberanía alimentaria, hoy afectada por fenómenos como el cambio climático.

 

Siendo la agricultura familiar y la pequeña agricultura sobre quien recae la mayor parte de nuestra seguridad alimentaria (73 % de la canasta alimenticia), es urgente la implementación desde el Estado de políticas y presupuestos que posibiliten su sostenibilidad y crecimiento. De allí la necesidad de poder incluir en las políticas públicas desde la agroecología, las mujeres como forma de garantía de nuestra alimentación y de los productores/ as agrarios en particular agros ecologistas.

 

La pobreza y desigualdad históricas en el campo, hoy se ven agravadas por los efectos del cambio climático, que también tiene impactos diferenciados por género, de allí la necesidad de crear y proponer alternativas de adaptación y mitigación, donde las mujeres participen de manera activa y empoderada; pero también en la construcción y fortalecimiento de sus propias organizaciones y el movimiento agroecológico especialmente.

 

Erradicar el hambre implica garantizar la Seguridad Alimentaria, que es posible lograrla si se apoya la Agricultura Familiar, (con titulación, semillas, agua, créditos, ampliación de las capacidades de los agricultores) con políticas de protección frente a los impactos del Cambio Climático, que conserve la agrobiodiversidad, es más resiliente y forma parte del patrimonio cultural y gastronómico, siendo así, la base de una dieta diversificada, nutritiva y saludable.

 

El Estado debe velar por la agrobiodiversidad, la diversificación de las semillas y la soberanía de la población sobre las semillas, y defender los intereses de la población por sobre los de los grandes capitales privados. El acceso a la semilla es un derecho humano básico, e incluye el derecho a adquirir, adaptar, mejorar, multiplicar, intercambiar, regalar y vender las semillas es practicada por los guardianes de semillas de la biodiversidad que mantienen en generación en generación.

 

En ANPE- Perú un buen número son mujeres, hoy ellas lideran ocho ARPES regionales, esto se ve reflejado en las juntas directivas de las diferentes ARPES regionales y en la Junta Directiva Nacional de la Asociación. Destacamos sus experiencias exitosas en articularse a cadenas de valor a los mercados locales, la gastronomía y el ecoturismo.

 

Nuestro saludo a nuestras compañeras mujeres agroecológicas. Feliz día.